Santa Bárbara, río que embelesa

El supremo Creador obsequió a Gualaceo belleza paisajística prodigiosa, siendo las orillas del río Santa Bárbara uno de sus principales referentes. El hermoso río ha sido fuente de inspiración para poetas, pintores y músicos . A la hora de agasajarle a la amada tierra con sinfonías, ninguno se ha apartado de exaltar las plácidas riberas pobladas de sauces y la mansedumbre de sus aguas ; otros en cambio con pinceles y cámaras han eternizado en lienzos y retratos la alegría del juego del carnaval y las noches de fantasía, en las que una gualaceña flor del alma se pasea airosa en barcaza rodeada del chisporroteo de luces multicolores. Y es que, aquí o en cualquier parte, quien hable de Gualaceo, no puede dejar de citar al Santa Bárbara porque es su emblema. “ El paisaje está en tus ojos, , como el río en tu canción”, como escribió el laureado poeta Antonio Lloret, ; “sentado en la orilla, allí donde los sauces crecen, allí las penas mías se disipan, se adormecen”, de Arcesio Jara Bersoza, con ritmos del destacado músico Augusto Saquicela , o el “soy gualaceño” de Arturo Zúñiga Vintimilla, que son nuestros ritmos de ayer, hoy y siempre.


Orígen y afluentes

El río Santa Bárbara, conocido en tiempos de la colonia por sus famosos lavaderos de oro como Santa Bárbola, en honor a la patrona de los mineros, nace en las partes altas de la cordillera de los Andes en jurisdicción del cantón Sísgig al oriente del Azuay. Las vertientes del lado oriental provienen de las lagunas Santo Domingo y Santa Bárbara,ubicadas sobre los 3200 msnm, siendo otros afluentes de este mismo lado el río Alcacay que brota en la loma de Chancay, más abajo se une el río Zhío que tiene su origen en la zona conocida como Burroplaya; más al norte tributan sus aguas el pequeño Guaymincay, frente a Gualaceo el río San Francisco y el San José frente a Llampasay.

La vertiente occidental del Santa Bárbara se origina en las alturas de Bolo y forma parte del bosque protector Moya Molón. A su vez el río Bolo recibe los torrentes de las


quebradas de Sarar y Sorche en tiempos de invierno. En su recorrido continúa con el nombre de Bolo, pero antes de unirse con el ramal oriental recibe el nombre de río Pamar. El Santa Bárbara hasta unirse frente a Bullcay y el Cabo con el río Cuenca y formar el río Paute, tiene una extensión aproximada de 50 kilómetros. En los registros de cartografía y mapas, no existe uniformidad en cuanto al nombre, puesto que algunos lo llaman río Gualaceo desde donde confluye el Pamar y otros en cambio a partir de su unión con el San Francisco e incluso hast


a su desembocadura en el Paute hay quienes lo citan como Santa Bárbara, es decir en toda su extensión. Algunos historiadores manifiestan que el nombre originario del rio fue Hual y Axio que significa “agua dormida”, y que luego se castellanizó en Gualaceo

Hidrografía

La subcuenca del río Santa Bárbara forma parte de la cuenca del río Paute que cubre un territorio total de 6439 Km2, siendo la subcuenca del Santa Bárbara una de las más extensas con 947 km2 , drenando las aguas de los cantones Sígsig, Chordeleg y Gualaceo, estando inmersa en la Demarcación Hidrográfica Santiago, denominación que tiene por el caudaloso río Santiago afluente del río Marañón que corre por las llanuras peruanas y brasileñas hasta unirse con otros magnos ríos y se transforma en el Gran Amazonas que desemboca en el Océano Atlántico

El caudal medio del Santa Bárbara es de 23 m3/s, mientras que en temporada de estiaje desde noviembre a enero, su caudal disminuye a 7 m3/s; . sus aguas son un aporte muy significativo para las centrales Mazar, Molino, Sopladora y Cardenillo ( esa ultima próxima a ejecutarse) del complejo Hidroeléctrico más grande del país que satisface el 35% de la demanda nacional de energía

Inundaciones y contaminación

Pero no todo es color de rosa en el bello río, cuando el león dormido despierta en época de lluvias y ruge con furia, se desborda y provoca inundaciones en la zonas bajas, especialmente desde el puente Velasco Ibarra aguas abajo, casando estragos en viviendas, vías y cultivos. Estudios realizados por Senagua determinaron que en la zona del casco urbano de Gualaceo se inundan entre 42 y 49 hectáreas. Se conoce que una de las mayores crecientes del Santa Bárbara fue en abril de 1926, “fue algo realmente espantoso, se llevó el puente, contó la señora Rosa Nortiz (+) como un mal recuerdo de su niñez, a Semanario El Pueblo años atrás.

El Santa Bárbara a simple vista se puede ver que está contaminado, mientras que estudios de consultoría realizados hace ya más de una década, confirmaron la crítica situación, debido a las actividades agrícolas, ganaderas, mineras y sobre todo a las descargas de aguas servidas de los cantones Sígsig y Chordeleg y además con presencia de sustancias tóxicas empleadas en la orfebrería y alfarería en Chordeleg como mercurio, plomo y cianurio.

Gualaceo también descargas sus aguas residuales sin ningún tratamiento al Santa Bárbara en el sector de Patul.

La presencia de coliformes fecales es alarmante, está muy por encima de los niveles permisibles, de ahí que bañarse en el rio Santa Bárbara representa un peligro para la salud. Pese a estos indicadores negativos, a un diagnóstico que enciende las alarmas, no existe ningún plan de mitigación. La contaminación afecta por supuesto a la trucha y otras especies acuáticas. El sabroso y carnudo bagre que se pescaba hasta 80 prácticamente se extinguió de su lecho. El desasolve de material también mata los huevos de las truchas, pues estos están colocados bajo las piedras que son removidas y extraídas con maquinaria pesada.

“Estudios existen, lo que falta es la decisión política, proveyó el consultorGonzalo Clavijo, magíster en el tema sanitario, tras realizar hace más de una década un estudio de contaminación del Santa Bárbara. No se conoce de estudios actualizados en este campo. Por Rodrigo Vázquez

275 visualizaciones0 comentarios