top of page

Frenan la violencia en penitenciarías de Ecuador


Desde septiembre de este año se ha aplicado una de las estrategias diseñadas para intentar disminuir los índices de violencia dentro de cárceles del país, esto parte de la firma del estado de excepción del sistema carcelario.

En la penitenciaria de Guayaquil, al separar y reubicar a los reclusos en diferentes cárceles se está separando a las bandas delincuenciales que operan dentro de las instituciones y así evitar los enfrentamientos.

A 3.500 internos se los ha reubicado en los últimos dos meses dentro de distintas penitenciarias del país.

El subdirector técnico de Rehabilitación, coronel Orlando Jácome, dio a conocer que se trasladó a 930 personas, de la Penitenciaria del Litoral, que se relacionaban con una banda llamada Los Lagartos, se reinstalaron en el ex centro de Detención Provisional (CDP), ubicada al lado de la Penitenciaria.

Al contrario, 2.000 privados de libertad se pasaron del CDP a la Penitenciaria del Litoral.

La información de Inteligencia Penitenciaria apunta a que estos forman parte de las bandas delictivas deb, y luchan con Los Lagartos por el control en las cárceles del país.

Otros presos, 437 en total, son autónomos, pero se les considera violentos por tener riñas con integrantes de diferentes bandas; a estos se los traslado a la Cárcel Regional.

La operación se llevó acabo en tres fechas diferentes, con policías armados y vestidos con chalecos antibalas, fueron transportados en buses que en todo momento tenían vigilancia por parte de los uniformados.

Entre otros presos reubicados están los llamados ¨internos de difícil adaptación¨ que se integraron a la Penitenciaria desde la Cárcel de Sucumbíos y otros desde centros de rehabilitación de Tulcán y Machala.

Las autoridades carcelarias planean reabrir la cárcel La Roca, en Guayas para reubicar ahí también a los ¨de difícil adaptación¨, este centro tiene capacidad para 152 reclusos.

16 visualizaciones0 comentarios
bottom of page