Café en París está utilizando osos de peluche gigantes para que sus clientes respeten la distancia.

Los restaurantes, cafeterías, bares, pubs y otros lugares intentan atraer a tantas personas como sea legalmente posible, al mismo tiempo que se aseguran de que todos estén seguros. Eso incluye poner osos de peluche gigantes en sus sillas.

Han estado cerrados durante meses y, comprensiblemente, están tratando de poner en marcha sus negocios.


Si bien muchos lugares han espaciado las mesas a la distancia prescrita de 1,5 metros, otros lugares están utilizando formas más interesantes para mantener a los clientes separados.




Segun se pueden ver las sillas al aire libre de un café parisino, que muestra la genial idea. Cada personaje de felpa es lo suficientemente grande como para ocupar un asiento completo, lo que garantiza que los demás comensales humanos puedanmantenerse separados 1 metro, que es actualmente la distancia recomendada en Francia.

Fuente Intriper

33 visualizaciones0 comentarios